domingo, 13 de febrero de 2011

Sometimes life gives you surprises



Acabo de llegar a casa hace una hora.
Ayer, sábado, una de mis mejores amigas celebró su 16 cumpleaños (sí, nos llevamos solo nueve días). Fuimos a comer por ahí y luego pensabamos ir a alguna discoteca. Al final acabamos en bares y tirados por la calle hasta la una de la mañana. Lo más fuerte es que no nos dejaron entrar en ninguna discoteca porque uno de los chabales con los que ibamos tenía algunas rastas, RASTAS por dios! ni siquiera las tenía por todo el pelo. Ahora que hay que ser pijo para entrar en las discotecas? Total, que aun así el día-noche genial, conocí a gente muy maja, me fui a dormir a casa de la cumpleañera bla bla bla. Y aquí estamos, con sueño y en breves a ponerse a estudiar.

3 comentarios:

Sweetdie dijo...

de donde son las fotos?me gustan mucho.
Y bueno mira... en discotecas o no la gente tiene prejuicios que espero que algun día desaparezcan...pero por esperar podría esperar muchas cosas.
Un beso y bueno suerte para la proxima nocheXD

La loca de los gatos dijo...

Me mue, porque tenian rastas? Les habran visto pinta de fuma marihuana. Que plato jajaja

La loca de los gatos dijo...

Imaginate eso. Es una taradez como bien dijiste.

pd: Si el texto era mio (: experiencia personal.